<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=33098&amp;fmt=gif">

Inteligencia Artificial: El trabajo en equipo entre robots y humanos que transforma la Experiencia de Cliente

Robot and human_foto pequeña.jpg Resulta fascinante ver cómo la Inteligencia Artificial ha dejado de ser un concepto futurista para empezar a ser una realidad y es que, nos guste o no, la IA ya está aquí para revolucionar nuestras vidas.

Las distintas industrias se están transformando a través de aplicaciones de IA desembocando en grandes avances tecnológicos como el Big data, IOT, dispositivos móviles y portátiles, computación en nube, impresión 3D, drones, comunicaciones de alta velocidad…, etc.

La Atención al Cliente tal y como la conocemos, empieza a quedarse obsoleta y gracias a la digitalización, lo que prima hoy es la inmediatez de respuesta y automatización de procesos.

Ejemplo de ello es el LiveChat en el Contact Center, capaz de responder de manera humana a miles de conversaciones a la vez, y en el caso de que no se sepa una pregunta, trasladarla al agente humano. Muchos son los escépticos que dudan que una máquina empatiza igual que un ser humano con los usuarios, pero estos avances garantizan un lenguaje natural y un trato cercano, por lo que será difícil darse cuenta de que se está interactuando con una máquina.

Actualmente los clientes demandan una experiencia de compra fluida, un servicio personalizado y una entrega en el tiempo justo y las nuevas capacidades de IA ayudan a la persecución de dichos objetivos, resolviendo las incidencias de los consumidores de forma más rápida e inteligente poniendo a disposición del usuario la mejor información, en el canal adecuado y en el momento preciso. Como consecuencia, obtendremos mejores resultados de negocio ofreciendo un servicio eficaz y aumentando la satisfacción de nuestros clientes.

No debemos olvidar que, para ofrecer una experiencia de cliente excepcional, los datos son fundamentales y una buena gestión de los mismos es un factor que sin duda marca la diferencia. Y es que, gracias a la digitalización, se han creado más datos en los últimos dos años que en los dos milenios anteriores.

Como en cualquier sistema, todos estos datos deberán estar debidamente almacenados para que la IA puede nutrirse de ellos, ofreciendo un servicio preciso y correcto.

No esperes a que tus clientes demanden un servicio a la orden del día, la IA ha llegado para transformar por completo la manera en la que las empresas interactúan con sus clientes, desembocando en un trabajo en equipo entre robots y humanos.

Compártelo:
   



Más leídos

Subscribe to Email Updates